El primer deber de un periodista

“El primer deber de un periodista es ser leído”

Pierre Lazareff, periodista francés.

Anuncios

9 comentarios en “El primer deber de un periodista

  1. Entonces ahora entiendo tanta basura en el periodismo.

    Supongo que cuando la resaltas, esta frase debe tener otro sentido pero así expresada, sin contexto alguno, es una invitación al amarillismo, al periodismo “tomatero” estilo “Aquí hay tomate” y a todos esas formas de despreciar esta noble profesión porque lo que interesa es que “te lean”, que se venda el periódico y se escuche o vea el programa. Lo importante es la caja, el beneficio.

    Como primer deber yo pondría, por ejemplo el de ser fiable.

    Me gusta

  2. ¿De qué sirve ser fiable si no te leen?
    Que la primera obligación del periodista sea que te lean no significa que esto tenga que ser a cualquier precio. Tampoco significa que los lectores sólo leen basura o periodismo amarillo.
    En todo caso, es cierto que a primera vista la fase incita a pensar en el sentido que tú dices, probablemente porque está descontextualizada (así es como la he localizado). La resalté porque es una invitación al debate y al diálogo.

    Me gusta

  3. La frase desde luego es una invitación al debate y al diálogo que desde luego no rehúso.

    Verás, entiendo que la función primordial del periodista es dar a conocer información, es una especie de vocero de la sociedad y en seleccionar lo que publica está la primera dificultad. El periodista tiene que ser un guardián celoso de la información y tratar de evitar la prostitución de la noticia falseándola o despreciándola resaltando los detalles más escabrosos o que más pueden alentar a ser leído.

    El protagonista del periodismo no puede ser el periodista sino la información, la noticia y el periodismo que desarrolle en su manera de transmitir esa noticia. Un “chiquilicuatre” de la información puede ser muy leído, incluso el más leído, pero ello no significa que sea periodista.

    Saludos.

    Me gusta

  4. En su labor profesional el periodista no está solo. Su principal aliado es el editor, el propietario del medio de comunicación. Por lo tanto,la responsabilidad de lo que se publica o difunde tiene que ser una responsabilidad compartida, lo que incluye un acuerdo, tácito o no, entre el editor y los profesionales sobre la agenda de temas que se selecciona y cómo se elabora esta antes de ofrecer la información a los lectores.
    Por ejemplo, si quiere ser un medio de calidad para un público al que le gusta la información de calidad, pues actuará en consecuencia. Ahí el primer deber del periodista de ese medio es conseguir que le lean, ¿cómo?, pues ofreciendo información de calidad. Asi, ese medio gana dinero y puede seguir ofreciendo más periodismo de calidad.
    Pero ¿qué hacemos cuando al propietario del medio sólo le interesa ganar dinero de cualquier manera? Al periodista aquí, si desea hacer información de calidad, no le queda más remedio que irse a otro medio que tenga más responsabilidad social, o al paro, o a trabajar al muelle.

    Me gusta

  5. Muy atinada tu primera puntualización pero la segunda nos puede conducir a un territorio complejo. Evidentemente entre el paro y el ejercicio de la profesión el periodista tiene que elegir, pero esa elección comporta riesgos. Si el editor le exige un periodismo basura,si le pide falsear la noticia, si el editor ofrece un salario ofensivo o si le exige unas condiciones laborales de juzgado de guardia, el periodista, como cualquier trabajador, tiene siempre que elegir. En cualquier caso, hay ocasiones en las que es mejor seguir buscando trabajo que ejercerlo en unas condiciones indignas.
    Y volviendo al tema, en absoluto comparto esa expresión de considerar como primer deber del periodista el ser leído.

    Me gusta

  6. Interesante debate, Santi. Volviendo a la frase inicial, entiendo que su autor se refiere a que el deber y el objetivo del periodista, no sé si será el primero, se centra en que lo lean a partir del tercer párrafo, por así decirlo. Captar la atención del lector, el oyente o el espectador. La calidad, como el valor, se presupone. Creo que ambas cosas van de la mano. De todos modos, la elección corresponde al receptor, nuestra labor se antoja tan linda como cruel, pues el trabajo a veces encuentra interés y otras veces el olvido más absoluto o simplemente el vacío. Que no lean al periodista se interpreta como un fracaso, pero otra cuestión es quiénes cargan con las responsabilidades del producto final. Un abrazooo

    Me gusta

  7. Por partes. Primero contesto a Júcaro. Una matización. Una cosa es el periodismo de baja calidad y otra cosa es falsear una noticia. No es lo mismo aunque en algunas ocasiones coincidan ambas prácticas.
    Y sí, el periodista, como cualquier otro currelante, porque no hay que olvidar que el periodista es un currelante, tiene que elegir y a veces no le queda más remedio que comerse su orgullo y su dignidad profesional para darle de comer a sus hijos, que al fin y al cabo, es lo más importante.(Siempre y cuando no encuentre trabajo en otro sitio: Conozco un caso en Cádiz, muy comentado, de una periodista que aguantó carros y carretas de un jefe que pretendía manipular su trabajo. Luchó por defenderlo y aguantó hasta que no pudo más y se fue a otro medio en el que respetaran más lo que hacía) Por eso, insisto, el ejercicio del periodismo tiene que ser una responsabilidad compartida entre el que escribe y el editor.
    Respecto a si ser leído es lo más importante o no, me recuerda al debate de qué es más importante en un medio de comunicación, si la publicidad o las noticias: si no hay publicidad, no hay dinero y sin dinero, no hay periódico, radio o televisión que funcione. Si no hay noticias atractivas (y la calidad es muchísimo más atractiva que la estopa, lo mires por donde lo mires) no hay anuncios y sin anuncios, todos a la calle. ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? Yo siempre defendí que lo más importante era la publicidad, hasta que a una parte de la profesión le dió por el periodismo de alcantarilla (que es poco, creo, aunque de grandes audiencias). Ahora creo que desde un punto de vista ético lo más importante es la información y que, quizá, si no se puede hacer una información seria de calidad (que no es así), apaga y vámonos.

    Me gusta

  8. Hola Enrique. Es cruel, sí, porque muchas veces no nos lee nadie o nadie nos escucha ni les interesa nuestras informaciones.
    Puede que la cita se refiera a lo que dices, lo que demuestra que la calidad no es incompatible con un periodismo entretenido.
    Evidentemente, la frase de Lazareff esconde también su buena dosis de cinismo, del que ya he hablado aquí (http://diariodehoy.wordpress.com/2008/04/18/cinismo/).

    Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s