Eso no era (ni es) periodismo

Dice el condenado que en España no se puede hacer crítica política. Falso. Son cientos los periodistas que la hacen todos los días exponiendo su posición con datos y argumentos y ofreciéndola a la audiencia con un tono pausado o dinámico, irónico o mordaz, por poner algunos ejemplos. Son periodistas que respetan la inteligencia del público al que se dirigen.

La sentencia (pdf) que le condena por injurias graves al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, viene a corroborar que existen límites a la libertad de expresión, enre ellos el de la injuria grave. Cuando ese límite se traspasa, no sólo se perjudica al injuriado, sino también a toda la profesión periodística y a todos aquellos que realizan una labor crítica con respeto a los fundamentos del oficio, al público y a la persona o institución a la que se critica.

El desempeño profesional de Federico Jiménez Losantos no es periodismo, por mucho que se empeñe la COPE en defenderlo.

Así pues, paradójicamente, la sentencia viene a ratificar el derecho a la libertad de prensa y a la libertad de expresión y a desacreditar a aquellos que se amparan en este derecho para hacer de la injuria su instrumento de trabajo. 

La Conferencia Episcopal, de quien depende la cadena COPE, debería plantearse de una vez por todas a quién presta su púlpito y dejar de actuar como el único clavo ardiente al que aún puede agarrarse el locutor.

Algunas reacciones de periodistas que escriben en la blogosfera:

Juan Varela: “Losantos condenado por insultar a Gallardón”

Miguel Angel Vázquez: “Condena oportuna”

Pepe Contreras: “El ingenio del lenguaje mejor que el insulto”

Más:

Ignacio Escolar: No se arrepiente

Más aún (17/6):

Extracto del comentario del presidente de la FAPE, Fernando González Urbaneja:

“Federico Jiménez Losantos se ha declarado más allá del periodismo, no considera que pertenece a ese ámbito profesional por el que tiene poco aprecio y poco respeto. Como organización profesional, al margen de lo anterior, nuestro compromiso es la defensa profesional y de las libertades.”

Ignacio Escolar reproduce la portada de hoy de Público: “El predicador, condenado”

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s