Carta para Anna

Estimada periodista:

Aunque no tuve el placer de conocerla personalmente, me atrevo a escribirle estas letras -aún a sabiendas de que no las recibirá nunca- porque un día como hoy es un acto de justicia acordarse de usted.

A decir verdad, cuando miro su fotografía, realmente no la veo, Anna; veo a mujeres, ancianos y a niños temblorosos de frío, muertos de miedo, buscando agua para beber entre las ruinas de Grozni, o vagando medio sonámbulas entre los tanques y soldados rusos que tachonan los caminos helados y montañosos del Cáucaso. A veces buscando a algún familiar desaparecido; a veces buscándose a sí mismos en medio de la locura y la desesperación.

De no haber sido por usted, nunca habríamos sabido de las atrocidades cometidas por el ejército ruso en Chechenia. Y no habríamos podido condenarlas y poner en cuarentena, entonces y en lo sucesivo, la palabra del presidente de su país.

Desgraciadamente, todavía no han sido capturados los miserables que le dispararon a las puertas de su casa. El juicio, que se celebrará próximamemente, me temo que no aclarará las circunstancias de su vil asesinato ni evitará la violencia contra los periodistas en Rusia. Pero seguiremos pidiendo justicia.

Sepa que sus compañeros y amigos siguen echándola de menos y que muchos periodistas y ciudadanos anónimos que no tuvimos el gusto de conocerla, nos hemos leído al menos parte de su trabajo, ese que le costó la vida, ese que le dió voz a los que no tenían voz.

Y seguimos recordándola. Para todos nosotros siempre será un ejemplo de cómo el periodismo es capaz de enfrentarse a la injusticia sólo con el poder de la palabra.

Suyo, atentamente.

Anuncios

4 comentarios en “Carta para Anna

  1. Preciosa carta, Santi. Es una lástima que cuando un periodista intenta hacer bien su trabajo uno de los premios más comunes que recibe sea arrancarle la vida.
    Afortunadamente, dentro de la desgracia, quedan sus testimonios y el agradecimiento eterno de quienes han vibrado y aumentado su conocimiento con ellos.

    Me gusta

  2. Gregorio, probablemente si no hubieran matado a Anna yo nunca habría leído su trabajo. Matar a un periodista es muy mal negocio para quien pretenda callar su voz, porque termina amplificándola. saludos.

    Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s