Ironía y sarcasmo sobre la televisión de Andalucía

El diálogo es siempre constructivo porque sirve para comparar argumentos y razones. En el diálogo siempre cabe la ironía. Pero una cosa es la ironía y otra el sarcasmo, porque si bien ésta no rompe el tono de la conversación y las posibilidades de acuerdo o  desacuerdo amistoso, sin embargo el sarcasmo contiene una mordacidad cruel que revienta cualquier puente, si no el diálogo mismo.

Digo esto a propósito de un comunicado que ha difundido esta semana el Consejo Profesional de Canal Sur después de que un columnista de El Mundo de Andalucía escribiera un artículo sobre la periodista Carmen Benavides, encargada de hacer la cobertura informativa del presidente de la Junta, Jose Antonio Griñán.

Los profesionales de la televisión pública andaluza piden “más crítica y menos sarcasmo” y lamentan que el columnista llame a la periodista “secretaria enamoriscada”.

Ninguna televisión pública debe ser impermeable a la crítica porque se sostiene con fondos de todos los ciudadanos, pero eso no da patente de corso para trufar las razones que se quieran defender y difundir con perlas de ese tipo.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s