Izio

Izio, el personaje clave de la novela “La fiesta ha terminado” de Daniel Vázquez Sallés, es la transformación de Harry Haller en Gregorio Samsa. Un fracaso de persona lo mires como lo mires. Izio es mérito del escritor que lo ha creado. Una prueba:

“– Llevo dos años escondido en este desierto. De pequeño leí incontables veces el libro de Defoe, y aquí me tiene, convertido en un Robinson prêt-a-porter.
— ¿Y quien es su viernes?
— Mi lado oscuro.”

Si yo fuera Vázquez Sallés, que no lo soy, Ruth, el otro personaje clave de esta historia, seria mi alter ego literario e Izio el espejo que refleja todos sus fantasmas.
Imagen del libro "La fiesta ha terminado"Un buen puñetazo a tiempo es un buen ajuste de cuentas, pero no será suficiente para librar del fracaso a la valiente protagonista. Los versos de T.S. Eliot “leer hasta bien entrada la noche, y en invierno, viajar hacia el sur” son una enseñanza que a veces se aprende demasiado tarde.

Mo es el personaje triunfador: Retrato de un gilipollas de clase alta y cerebro más bien plano. Aún así estoy convencido de que convertirse en este prototipo rodeado de lujo y sexo es la aspiración y el deseo de muchos seres de este planeta, lo que lo convierte quizá en el personaje más real de los tres.

Esto que escribo no es una crítica, sólo unas impresiones a vuelapluma. Lean la novela y fórmense su propio criterio.

Si desean saber más del autor, pueden consultar su sitio web o este encuentro que tuvo en abril pasado con los lectores de Público.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s