La fotos del hambre no son opiniones

Es muy humano no nos guste ver imágenes desagradables (a los fotógrafos tampoco), y entre las peores imágenes desagradables están sin duda las de los niños muriéndose de hambre, pero la obligación de los periodistas es enseñarlas porque son fotos sobre hechos reales,  no son opiniones.

Con la última hambruna en el cuerno de Africa se volvió a debatir sobre este asunto. Jonathan Jones escribió a finales de julio un artículo en The Guardian recordando otras fotos y otras hambrunas del siglo XX igual o más desagradables que la que están padeciendo ahora mismo en Somalia.

Jones aporta una idea clave: con su trabajo, el fotógrafo pone ante nuestros ojos una historia que todavía no se ha acabado, cuyo final no conocemos, lo que nos obliga como audiencia a reaccionar, la mayoría de las veces pasando página o mirando para otro lado. Pero muchas otras aportando lo que este en nuestra mano.

Lo que me mosquea es la frecuencia con la que éste tipo de debates se replantean en una sociedad como la nuestra, como si el horror fuera patrimonio exclusivo de nuestros abuelos, que aún conservan en sus retinas la barbaridad de las guerras europeas del siglo XX.

Rastreando hacia atras en el tiempo se pueden encontrar fotos del hambre igual de dramáticas que las que vemos ahora. No sé cual sería la reacción del publico de entonces, pero lo que es indudable es que tanto entonces como ahora los profesionales siguen cumpliendo con su trabajo.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s