Lecturas en el tren

La lectura y el transporte público están estrechamente relacionados y este es, en la práctica diaria, uno de los hábitos que se aprenden al vivir en una gran ciudad o en un área metropolitana.

No hay nada mejor antes de entrar a trabajar o de llegar a clase que media hora de lectura relajada cuando se viaja en el metro, el autobús, el tren de cercanías o, aquí en la Bahía de Cadiz, también el barco. Por eso siempre me pareció fantástica la iniciativa de repartir libros a los usuarios del transporte público que cada año -tocaba hoy- hace la Junta de Andalucía.


En esta ocasión ha sido una pequeña edición de bolsillo de dos relatos de los periodistas Tereixa Constenla y Juan José Tellez ( yo le pondría como alias “El ubicuo”), el primero con el inquietante título de “El tren de los pasajeros perdidos” y el segundo, más marinero, “Un coletazo a estribor”.

La edición y distribución gratuita de estos libros de bolsillo forma parte de las actividades programadas con motivo de la Semana Europea de la Movilidad, que se organiza cada año para fomentar el uso del transporte público, la bibcicleta y los paseos a pie.

La fotografía la tomé durante una de mis correrías en bici. Me llama la atención por el contraste entre el automóvil, que exige toda tu atención, y el tren, que permite cierta relajación, necesaria por otro lado para la lectura. Más o menos es como ir en un banco del parque que se mueve.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s