Al vaporcito lo hundió una sirena

Todos sabemos que el vaporcito de El Puerto se hundió de una manera un tanto prosaica, lo mejor para la salud de los pasajeros, pero puestos a naufragar quizá hubiera sido preferible un final mítico acorde con las historias que se cuentan de él, un naufragio heróico provocado por una sirena fea y con mala leche.

“Un coletazo a estribor” cuenta esa aventura en aguas de la Bahía de Cádiz, así que si tienen ocasión leánlo pero, advertidos quedan, el vapor no se hunde al final porque “Nunca se ha hundido un vapor. Claro que éste se irá a pique cualquier día, pero no por los golpes de la mar, sino por los 16 millones de pesetas al año que vale mantenerlo”, se puede leer en el relato de Juan José Téllez.

La imagen es una captura de pantalla del sitio web del famoso barco.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s