Sucedáneo de periodismo

Cuando yo era chiquito era más probable encontrar en casa tabletas de sucedáneo de chocolate que chocolate verdadero, que era de más calidad pero tambien más caro y a mí, que me gusta el chocolate tanto como el periodismo, me decepciona que gran parte de lo que se escribe hoy en la prensa tenga ese sabor arenoso del sucedáneo.

Las críticas a la situación son muchas, las últimas y más comentadas las recogidas por Bernardo Díaz Nosty en “El libro negro del periodismo”.

Como es un debate abierto de manera permanente, me gustaría anotar un rasgo de esta crisis de los medios: hay un silencio del periodismo actual del que se habla más bien poco y que, sin embargo, es muy llamativo para los ciudadanos. Dice el tópico que el periodismo consiste en sacar a la luz aquello que alguién no quiere que se sepa. Pues bien, ¿a qué esperan para sacar a la luz y poner en la picota a los responsables económicos -a los políticos ya los han puesto- de la actual situación de crisis?

Se repite mucho estos días que el poder económico ha sobrepasado al político y este último ya no puede controlar al primero, lo que supone un déficit democrático importante (en las sociedades en las que hay democracia, solamente). Pero, ¿está haciendo su trabajo el periodismo cuando no nos cuenta en profundidad qué está pasando, y no sólo la superficie del índice bursatil, la prima de riesgo y las previsiones del PIB?

Díaz Nosty dice que los medios han perdido su principal capital, la credibilidad. Y claro, las personas, los lectores, las audiencicas, no son tontos; tienen derecho, por ejemplo, a pensar con qué libertad va a contarnos un medio las noticias relativas a una corporación cualquiera cuando, a lo mejor, esta corporación, es la principal accionista de la empresa o su principal anunciante.

Así que, en mi opinión, muchos medios -no se si todos, unos pocos, o la mayoría- simulan que hacen periodismo cuando en realidad hacen un sucedáneo que tiene el mismo color, parecido sabor y textura. Tengo pocas dudas de que los periodistas que buscan y redactan estas noticias lo saben, saben que se les escapan las verdades más importantes  y se justifican en que que no tienen medios, personal y condiciones de trabajo dignas y suficientes para perseguirlas. Y no hacen nada para cambiar esa situación porque quien más, quien menos, tiene una familia que alimentar.

Me dirán que hay muchas noticias que se publican que son verdades, asuntos ocultos, corrupciones, manejos. Vale, no todo es sucedáneo, pero sospecho que el poco chocolate que queda en los medios es el chocolate del loro.

Y lo mejor es que cada vez más gente se da cuenta de ello.

La imagen es del blog Nascapas.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s