Una luz en un negro arrecife

Me gusta el fondo de ojos que Mario, el ejecutivo turístico coprotagonista de Arrecife, le hace a su amigo Tony, drogadicto rehabilitado, musicalizador de acuarios, solitario entre solitarios en el Caribe.

“Mario se había convertido en entrenador de mi memoria. En las madrugadas me ponía en contacto con historias perdidas”

Tony no recuerda nada de su pasado:

“Yo había olvidado los detalles que olvida un drogadicto, es decir, las escenas vergonzosas que justifican la forma en que te miran los demás”

Y mientras Mario se va hundiendo poco a poco en su infierno -ni lo nombro, por no fastidiarles la lectura-, le va mostrando a su amigo los escalones para salir de él. Ambos, descenso y ascenso, se producen de forma simultánea en ésta historia.

Tony y Mario están en el Caribe mexicano. Una costa que el autor, Juan Villoro (natural de Ciudad de México), describe como una tierra quemada por hoteles que, si un día tuvieron la imagen plástica y brillante del anuncio publicitario, hoy no son más que una sucesión de edificios vacíos ocupados por insectos, plantas y lagartos, hoteles desiertos que sólo sirven para lavar dinero con turistas imaginarios.

English: Photo of the mexican writer Juan Vill...
Juan Villoro (Photo credit: Wikipedia)

Sólo uno de estos complejos residenciales sobrevive en medio de las ruinas, ofreciendo actividades de riesgo extremo como atractivo turístico. En este marco, el argumento es el de una novela negra: hay un asesinato y policías que tratan de resolverlo. Todo ello salpicado de actualidad, y en México la actualidad está ocupada en buena medida por el narcotráfico.

Arrecife trata sobre la posibilidad de una segunda oportunidad y de cómo la amistad real -y también la inesperada- o el poder oculto de los enemigos inadvertidos facilitan o entorpecen esa vía de escape cuando todo se está derrumbando alrededor.

La solidaridad entre supervivientes es un argumento cristiano, o si se prefiere humanista, un resquicio de luz o de esperanza que, sin embargo, no le resta verosimilitud al negro panorama que el autor describe en esta narración.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s