Iberoamérica y la novela negra

Sergio Alvarez, escritor colombiano, escribe para la Fundación Tomás Eloy Martínez, sobre la violencia en Colombia y la novela negra como árnica espiritual para combatirla: Fundación TEM | La vida como novela negra.

En un país cercano a Colombia, Guatemala,  el escritor  Rodrigo Rey Rosa, dice que para él no es necesario inventarse mucho el relato, que la realidad -casi siempre una realidad violenta- es tan abundante en sucesos que la escritura se hace casi automática. Rey Rosa acaba de publicar en España Los sordos, cuya lectura es un muy recomendable ejercicio de contraste con nuestras propias miserias cotidianas.

El ensayo de Sergio Alvarez para la Fundación parece hecho también de manera automática, apasionada, y en él aparece la violencia como un elemento más de la vida diaria, una situación normalizada con la que convivir y a la que resignarse ante la impotencia y esterilidad políticas.

Tengo la sospecha de que se le pone la etiqueta de novela negra como un instrumento de marketing, pero es simplemente novela con mayúsculas, esa que cuenta la realidad a ras de suelo, ese lugar tan lejano de las cumbres.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s