El arte como resultado de la alegría

Existe cierta tendencia romántica a pensar que el arte sólo es posible desde la tristeza y la melancolía. Es verdad que grandes obras de arte son resultado de ese sentimiento. Pero creo que la alegría puede ser igual de feraz. Una buena prueba es este cuadro de Vincent Van Gogh titulado Almond blossom , que se puede contemplar en el Museo Van Gogh de Amsterdam.

Tal día como hoy, el 31 de enero de 1890, su hermano Theo le comunicó el nacimiento de su primer hijo -sobrino del pintor. Le llamarían Vincent. La felicidad , la alegría del artista holandés, le impulsó a empezar esta pintura en Saint-Remy-de-Provence.

Una vez acabado, avanzada ya la primavera, lo dedicó y regaló a su sobrino recién nacido para regocijo de su familia y de los admiradores de su pintura. El cuadro representa con brillantez la alegría callada que tantas veces acompaña a la esperanza.

Imagen de Almond Blossom by Vincent Van Gogh
Almond Blossom de Vincent Van Gogh

Vía Europeana

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s