Swann en medio de la niebla

Han pasado ya cien años de la publicación de Por el camino de Swann, la primera de las siete novelas de En busca del tiempo perdido de Marcel Proust.

La primera noticia que tuve del escritor francés y de esta obra fue en una clase de literatura de bachillerato; recuerdo con nitidez que la profesora nos dijo que no estábamos preparados para leerla e hizo públicamente dos excepciones, señaló a dos alumnos diciéndoles ante todos los demás que ellos sí serían capaces de hacerlo. Desnonozco si se trataba de alguna metodología didáctica para motivarnos que se hubiera puesto de moda en los años ochenta, no lo sé. Hoy, casi treinta años después de aquello, me pica la curiosidad por saber cuántos compañeros la habrán leído. Porque me gustaría poder comentarla con ellos. Pero esto es un deseo imposible.

Imagen de Por el camino de Swann
Primeras pruebas de imprenta de Por el camino de Swann con anotaciones del autor (Photo credit: Wikipedia)

Este invierno lluvioso se está celebrando en The Morgan Library & Museum de Nueva York una exposición sobre el centenario en la que es posible contemplar los manuscritos de Por el camino de Swann, muestra que Antonio Muñoz Molina ha descrito para El País con la maestría de un sacerdote que transmite el valor de lo sagrado, en éste caso, el valor de un mito.

No es difícil detectar la presencia de Proust en la literatura del siglo veinte, su influencia. Por ejemplo, Paradiso de José Lezama Lima recuerda muy vivamente el estilo del autor francés, el tema de la novela tiene anclajes en el tiempo perdido, incluso el autor habanero lo cita en sus páginas y lo compara con la cultura helénica:

“En el Charmides encontraría la seducción de las relaciones entre la sabiduría y la memoria. «Sólo sabemos lo que recordamos», era la conclusión délfica de aquella cultura, que andando los siglos encontraría en Proust la tristeza de los innumerables seres y cosas que mueren en nosotros cuando se extinguen nuestros recuerdos”.

(LEZAMA LIMA, José. Paradiso. Madrid: Alianza editorial, 2000. Páginas 433 y 434)

He aquí un sentido para la escritura, un sentido documental, es cierto, pero ya la forma, el estilo, será el de cada cual; incluso es posible aceptar para esta finalidad el estilo impersonal pero igualmente útil de los 0 y los 1.

Charles Haas (1833-1902) (source of Marcel Pro...
Charles Haas (1833-1902) (source of Marcel Proust’s chararcter of Charles Swann) (Photo credit: Wikipedia)

Muchos aspectos de la obra de Proust me llaman la atención: el tratamiento de la homosexualidad, la descripción de los mecanismos de inclusión y exclusión clasistas en Francia en los albores del siglo veinte, la capacidad descriptiva de personas, imágenes, lugares, ambientes, sentimientos. Y por supuesto, su lenguaje, su expresión laberíntica en la que entras hipnotizado. Una vez enredado, hay que trabajar para encontrar la salida.

Mentiría si dijera que me deja indiferente. En busca de tiempo perdido es como un tatuaje, si intentas borrarlo te harás daño, porque ahí asoman -y él los explica- los mecanismos que reviven cada historia personal. Y lo hace en varias ocasiones y de distintas maneras. Pongo el caso, en ésta primera entrega centenaria, del siguiente pasaje:

“Así ocurre con nuestro pasado. Es trabajo perdido el querer evocarlo, e inútiles todos los afanes de nuestra inteligencia. Ocúltase fuera de sus dominios y de su alcance, en un objeto material (en la sensación que ese objeto material nos daría) que no sospechamos. Y del azar depende que nos encontremos con ese objeto antes de que nos llegue la muerte, o que no lo encontremos nunca”

(PROUST, Marcel. Por el camino de Swann. Salinas, Pedro (trad.). Madrid: Alianza Editorial, 1998. Página 61)

Por esta misma razón sé que volveré a su páginas una y otra vez, porque en cada incursión, en cada párrafo visitado de nuevo, en cada relectura, se disipará la niebla que ha ido ocultándo la historia de Swann y de tantos otros personajes de esta obra maestra.

Anuncios

Un comentario en “Swann en medio de la niebla

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s