Veneno

El coronel sigue raspando
virutas de óxido del fondo
de la lata de café

Así quedó escrito
para que no olvides

Cuando la esperanza se agota
sólo queda el veneno oxidado
de la desesperación

Anuncios

17 comentarios en “Veneno

    • Discrepo, Alfredo. Yo no veo pulcritud, ni medida, ni porte, ni elegancia. Sólo veo virutas de óxido en mitad de una pradera plana como una estepa siberiana.
      Lo mejor es la imagen tomada de García Márquez, lo demás, simple glosa.

      Me gusta

  1. Jo… el poema no tiene desperdicio… pero los comentarios tampoco ¿eh? (“…ya le hubiera gustado a Gabo….”). La verdad es que no puede ser más justo. Ni más preciso. Ni más hermoso. El veneno oxidado de la desesperación…..

    Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s