Las flores del fango

Cuando un autor encuentra la coartada perfecta para no escribir deja de ser escritor. En la coartada está el germen de su fracaso si ésta termina por bloquearle. Ya puede ser el odio a sí mismo, el odio a alguien que le rodea, la frustración de lo inerme, la frontera infranqueable de un límite, o la vida cotidiana con todas sus pequeñas y grandes decisiones a lo largo de los años. Hay que saber hacer de todo ese fardo que se lleva a cuestas una obra literaria. Si te vence el peso te ocurrirá como a Jonathan Flynn, un escritor de obras maestras nunca acabadas que termina convertido en un sin techo a causa del alcohol. Su hijo, Nick, pudo haber terminado como él, pero quizá el fracaso ejemplar de su padre le hizo recapacitar para evitar deslizarse por el mismo tobogán de miseria que él.

Nick Flynn narró la historia en Another Bullshit Night in Suck City, un libro en el que describe la miserable vida de los sin techo en Boston, donde trabajaba en un albergue social y en el que una noche aparece su padre alcohólico convertido en un indigente más, 18 años después de haberlo visto por última vez.

Acabo de ver la adaptación al cine de ésta obra, protagonizada por Robert de Niro y Paul Dano. Es una película dura en la que se mezclan las aspiraciones de escritor de padre e hijo con la descripción de la miseria, las drogas, el alcohol, las noches en las calles nevadas, la violencia, la soledad y el odio a uno mismo como una de las causas que explica el destino miserable de tantas personas sin hogar.

Una película sin concesiones a la lágrima fácil, a la condescendencia o a la nostalgia, ni tampoco a las justificaciones morales. No hay moralina, en todo caso, material para escribir, el peso del fardo que carga cada escritor, las flores que nacen del fango en el que pisa cada día de su vida.

Les dejo el trailer de la película. Hermosa banda sonora. Hermosa película.

Anuncios

11 comentarios en “Las flores del fango

  1. Ayer me pasó algo muy extraño porque casi no miro tele y nunca sé qué hay en la programación. Pero la noche venía poco interesante y tenía un cansancio brutal, así que me acosté a ver qué había y ¡oh, sorpresa! recién había empezado Being Flynn. La actuación de ambos me pareció espectacular; en particular la de Dano. Gracias por la recomendación, valió la pena dormirme a las mil-quinientas.

    Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s