Literatura y religión

El insomnio me lleva a leer la entrevista que en 1985 publicó la Paris Review del poeta neoyorkino John Hollander, fallecido días atrás.

Imagen de la revista Paris Review 97Hollander, discípulo de Gingsberg y admirador de Auden, explica por qué prefirió ser poeta a periodista, habla de cómo escribe sus poemas (los pequeños en menos de una hora, en los largos emplea hasta casi dos años), de sus relaciones con Gingsberg y Auden, de la enseñanza universitaria, de las drogas (“I don’t take laudanum, I take pains” : “Yo no consumo laúdano, yo me esfuerzo”).

Me llama la atención el debate en el que le introduce el entrevistador, el poeta J.D. McClatchy, acerca de la identidad literaria judía. En Estados Unidos quizá el tema no sea epidérmico, pero aquí en España me suena a esas preguntas que se hacen acerca de una literatura de mujeres y cosas así. No discuto que allí tuviera relevancia en 1985 y la tenga ahora. Pero no recuerdo haber leído que a un autor cristiano se le pregunte por su tradición literaria en términos religiosos.

La Paris Review, en su blog, además del enlace al reportaje, publica una foto del poeta y profesor que miro con envidia: Hollander transmite serenidad y felicidad, un camuflado ceño fruncido y una barba tan poblada como los bosques que rodean Walden una blanca mañana de invierno. Y selecciona ésta cita que traduzco, de lo mejorcito de la entrevista, por si no les apetece leerla entera o prefieren combatir el insomnio con otras lecturas.

La literatura no es diferente de la vida, es parte de la vida. Y para alguien como yo, la Odisea es parte de la naturaleza lo mismo que el Mar Egeo. Y reacciono al Egeo -de forma distinta, quiero decir, que ante el Caribe- porque su historia es parte de su substancia física. Lo que sé sobre él, y siento sobre él, incluso los aspectos erróneos, es parte de él. Algunos grandes textos son así. El Paraíso perdido es como el Himalaya. Está ahí. Es una parte de la naturaleza, no está fuera de ella”.

De acuerdo con esta forma de pensar, la religión sería un elemento más de la naturaleza, una parte mas de la vida, y no la única que determina la obra literaria del autor. A menos que pretenda ser un evangelista.

Anuncios

22 comentarios en “Literatura y religión

  1. Esa pregunta tiene poca relación con la literatura (salvo que el autor se refiera al tema en su obra, o acaso éste haya sido importante en su vida). Sí conozco a Ginsberg, y su origen judio me parece mera anécdota (un dato poco importante). Es mi opinión.

    Me gusta

    • Yo pienso que sí es relevante, pero no hasta el punto de que predomine el caracter judio (o cristiano o mulsulmán) del autor sobre su caracter estadounidense (como creo que defiende Hollander) o español o francés. Hay una tradición literaria estadounidense con la que este poeta prefiere indentificarse de forma prioritaria.

      Me gusta

  2. Estoy completamente en desacuerdo. Tu cultura de pertenencia condicionará todas tus relaciones en términos proxémicos. Por lo que respecta a los judíos: no es lo mismo serlo en Israel que en Polonia, o Irán o Estados Unidos. No es lo mismo venir de una familia ultraortodoxa que “conservative” o secular y definitivamente condiciona (que no determina) el modo en que esta educación se complementa con el resto de tu persona… si quieres vivir con Chava o con Adam, sin ir más lejos.Tenemos testimonio en la literatura de autores tan dispares como A.B. Yeshoua, Singer o Philip Roth. And just for the record… el proselitismo es una cosa que no se encuentra precisamente entre los intereses de los judíos.

    Me gusta

    • No pretendo negar eso, al revés, asumo la religión como parte de la cultura de cada autor, nadie puede sustraerse a esa infuencia y sus implicaciones. Habrá incluso quien quiera hablar de una literatura judía o de una literatura católica, pero creo que es cómo imponer una determinada etiqueta (“literatura hecha por mujeres”, “literatura hecha por católicos”) sobre la personalidad creativa del autor.
      Y para nada pretendía decir que los judíos hacen proselitismo.

      Me gusta

      • Que me he equivocado, era la yugular de nuestro amiguito Castroviejo que buscaban mis caninos sedientos de sangre cristiana :D. Las etiquetas son siempre forzadas, como con la música… pero también nos sirven a los menos inteligentes pa’ guiarnos. La “literatura femenina” si me parece un insulto. Rosa Montero dedica un pasaje muy interesante a la cuestión en su delicioso “la loca de la casa”.

        Me gusta

        • Puedo entender que se hable de una tradición literaria judía como consecuencia del holocausto, quizá eso justifique la etiqueta, pero la religión por sí misma creo que no, simplemente sería una faceta más de la personalidad del autor y de su obra.

          Me gusta

      • Crear una identidad literaria judía como consecuencia de la Shoá sería como crear la definición de literatura femenina a partir de la violencia sexual

        Me gusta

        • De acuerdo, no se puede definir el todo por una parte. Pero insisto en mi planteamiento sobre la dificultad de etiquetar como judía la literatura escrita por quienes profesan esta religión. Es una etiqueta impuesta que el autor admite si le da la gana, o prefiere soslayar como el caso que nos ocupa.

          Me gusta

  3. El judaísmo no es una religión sino una identidad, por eso influye, en quienes más en quienes menos, en la forma de ver la vida. Todo individuo perteneciente a una minoría, de cualquier orden, y que se haya sentido minoría en algún momento de su vida, lleva eso contigo. Si se dedica a alguna forma de arte, lo dejará ver (más tarde o más temprano). A menos, que no se sienta identificado con esta parte de su vida, ya sea por haberse asimilado al medio mayoritario o por no haber experimentado nunca esa sensación “errática” que algunos conocemos de cerca. Están también los que, por verguenza, por odio a sí mismos o por motivos ideológicos, acaban renegando de sus raíces. Lo que suele producir el efecto contrario al deseado: más se les nota.
    Me lo voy a leer. Gracias.

    Me gusta

  4. Bueno, pues yo soy judía y soy agnóstica… Mi marido es judío y es ateo. ¿Es el judaísmo una religión? Depende a quién le preguntes. Dicen que donde hay dos judíos suelen haber tres opiniones.

    Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s