No soy de ésta tierra

Uno de los libros imprescindibles para conocer Andalucía, sobre todo la persecución de la que durante siglos padeció el pueblo gitano en todo el país hasta llegar a este sur que bien que mal les terminó acogiendo, es Memoria del Flamenco del escritor y poeta Félix Grande.

Además de numerosos datos y un relato histórico aproximado acerca del periplo de los gitanos desde su nebuloso origen en el Indostán hasta que se asentaron en Andalucía, la narración de Félix Grande ha espigado un buen conjunto de poemas dedicados al arte flamenco y un no menos jugoso repertorio de tonás, seguiriyas, soleares, bulerias y otras letras que a lo largo de los siglos han ido formando el acervo de éste arte que está considerado Patrimonio de la Humanidad.

Imagen de una calle de Cádiz
Una calle de uno de los pueblos blancos de Cádiz
©Santiago Pérez

Muchas de esas letras son una radiografía del desarraigo que se ha conservado  gracias a la tradición oral y que obras como la de Grande y otros investigadores han contribuido a sacar a la luz pública. Por ejemplo, esta seguiriya del cantaor el Loco Mateo, que vivió en Jerez en el siglo XIX:

Yo no soy d’esta tierra
ni conozco a naide,
al que jiciera cariá conmigo
que Dios se lo pague

He respetado la grafía que reproduce Félix Grande en su publicación, que junto al popular De Cádiz y sus cantes de Fernando Quiñones, es uno de los libros de referencia que se han escrito acerca del flamenco.

Anuncios

2 comentarios en “No soy de ésta tierra

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s