Barrio de pescadores

En todos los barrios de pescadores, y este no es uno diferente, conviven las barcas viejas con las nuevas, las construidas a ojo del calafate con maderas transportadas hasta la costa desde tierra adentro según una antigua tradición, y las fabricadas siguiendo diseños elaborados matemáticamente con programas informáticos y materiales sintéticos como la fibra de carbono.

Imagen de barrio de pescadores
Un crepúsculo gris entre barcas de pesca. Cádiz al fondo.
@Santiago Pérez

Todas sin excepción acaban podridas o rotas sobre la orilla o bien hundidas en el fondo del mar. Todas, por muy marineras que sean, son un suelo inestable aunque flexible, que se adapta al líquido en una simbiosis que demuestra la inteligencia humana para superar los obstáculos, una inteligencia que se desarrolló desde tiempos inmemoriales gracias a dos factores, el hambre y la curiosidad, quizá más la curiosidad que el hambre.

Anuncios

6 comentarios en “Barrio de pescadores

  1. Es que el hombre tiene dos hambres. La de alimento y la de conocimientos, ambas importantísimas de satisfacer. Nada como el mar y los barcos; y con tus palabras, mucho mejor.

    Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s