Hijas de Eva

Margullando

El día que hizoTamas Cristina
compota de manzanas,
aprendió a endulzar las derrotas.
Descubrió el placer
de andar desnuda.
Parió lo que pudo con amor.
Gustó de hablar a solas,
y escuchar el canto
de pájaros y grillos.
Supo interpretar
la danza de las nubes,
y arrancó
la corona de espinas
de sus hijas.
La tarde que Adán                                                             
miró con recelo
a la serpiente,
ella supo
de las malas hierbas
del jardín.

Imagen: Tamas Cristina

Ver la entrada original

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s