Deus ex machina

Estaba hipnotizado en una bola de navidad que volaba, como el carro de Helios, en busca del sendero ascendente hacia días más brillantes. Pero logré romper el hechizo; en el problema estaba la solución: Deus ex machina.

Imagen de un globo aerostático
La imagen es de dominio público
Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s