Me hago viejo sin remedio

Me hago viejo irremediablemente. Lo sé porque cada vez me gusta más escuchar viejas canciones y porque las nuevas canciones me suenan a lata de sardinas. Si lo viejo me suena a fresco, es que estamos alineados en el mismo marco de percepción. Es una prueba irrefutable: me hago viejo. No hay remedio, sólo un camino hacia adelante, otra vez.

Anuncios

11 comentarios en “Me hago viejo sin remedio

  1. Breve y exquisito. Un texto maravilloso, escrito con cincel. Perfecto. Perfecto. Como para incluir en una novela, quizá el comienzo mismo, la primera frase que abre la puerta de una historia. Me encantó.

    Me gusta

  2. Pues si los desactivaste para obligarnos a comentar, funcionó. 🙂
    Para descubrir escritores, pintores y cineastas, para probar nuevos sabores en la cocina y en la cama, siempre estamos preparados. La música se nos estanca y no fluye más hacia delante, El blues se hace más blues y nos alejamos del sonido de la lata de sardinas. Es ponerse viejos o ponerse juiciosos?

    Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s