Polizones

Hace más o menos cien años, meterse en un barco como polizón, sin saber a dónde iba el velero, sólo con la idea fija en la cabeza de escapar, de la miseria, de la ley o de las deudas. Despertar en una tierra helada, en primavera, y esperar una acogida misericordiosa ante la posibilidad cierta de la muerte por congelación. La huida hacia lo desconocido tenía siempre la posibilidad de un mapa geográfico.

Imagen de Uummannaq (Groenlandia)
Uummannaq (Groenlandia)
La fotografía es de Th. N. Krabbe, sin restricciones conocidas de derechos de autor.
Está digitalizada por el Museo Nacional de Dinamarca.

Hoy sólo es posible huir sin moverse del sitio. Explorar en universos personales, ajenos o propios. Si la huida es suicida o sin pretensiones, basta el bar o la farmacia. Ya voy conociendo a la clientela. Si algún día abro una destilería, mi ginebra se llamará Uummannaq. Con hielo, por favor.

Anuncios

12 comentarios en “Polizones

  1. A mí me encantaría probar el mezcal Los Suicidas de ‘Los detectives salvajes’ de Bolaño, junto a Amadeo Salvatierra, Belano y Lima. Pero tampoco le haría ascos a tu Uummannaq. Es cierto que el mundo geográfico se está haciendo cada día más estrecho. Un abrazo.

    Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s