Invitación aceptada

Una de las personas a las que sigo en twitter, Arturo Juárez, que vive en México, publicó un tuit esta semana en el que incluía mi nombre y decía así:

Inmediatamente lo acepté como una invitación literaria y escribí unos breves versos a vuelapluma.

Y así ha quedado la historia, que me sigue pareciendo una anécdota curiosa, puesto que no conozco personalmente a Arturo Juárez.

Anuncios

8 comentarios en “Invitación aceptada

    • Un halago excesivo que acepto con humildad: Hoy leí una frase, creo que de Ray Bradbury, que dice que hay que aprender a aceptar los rechazos de la editorial y viceversa, aprender a rechazar el hecho de que una editorial haya aceptado lo que uno escribe.
      Saludos.

      Me gusta

        • Creo que te refieres a estar en la cima. James Salter, en sus memorias, explica bastante bien esa dificultad al hablar de su amistad con Robert Redford, a quien conoció en los comienzos de su carrera cinematográfica. Cuando alcanzo la cima y era archifamoso y coincidian en un acto público tenían que verse y saludarse en una sala aparte reservada. Tiene que ser duro, algo así como perder la libertad.

          Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s