Amor impermeable

Hay siempre melancolía en los paraguas solitarios, un amor ausente que no podemos compartir en esa isla rodeada por la lluvia bajo la que caminamos hacia un bar, el trabajo, la parada del autobús o metro. Hay mucha tristeza acumulada en esos paraguas de ojos velados, como hay alegría desbordante en quien se moja bailando bajo el aguacero. Ya nos lo enseñó Gene Kelly singing in the rain: el amor es el mejor impermeable que existe.

Imagen de la lluvia
Martin Place, Sydney, 1937.
La fotrografía es de Sam Hood, sin restricciones conocidas de derechos de autor.
Anuncios

12 comentarios en “Amor impermeable

    • Tu comentario me recordó un poema de Bertolt Brecht titulado “Satisfacciones”:

      «La primera mirada por la ventana al despertarse, el viejo libro vuelto a encontrar, rostros entusiasmados, nieve, el cambio de las estaciones, el periódico, el perro, la dialéctica, ducharse, nadar, música antigua, zapatos cómodos, comprender, música nueva, escribir, plantar, viajar, cantar, ser amable.»

      Le gusta a 1 persona

  1. La experiencia que ofrece un ambiente, un paraguas, una emoción o la ausencia de ella.
    En lo personal no me gustan los días de lluvia y neblina, sin embargo tal como hoy sucede, me incitan a escribir. Mi ser melancólico resurge y se inspira para comenzar a teclear.

    Saludos y vaya que acoges con tus letras!

    Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s