Voces

Me gusta la polisemia de la palabra fantasma. En mi entorno geográfico más cercano uno de sus significados más comunes es el de fanfarrón, personas a evitar, coleccionistas de medallas y hojarasca de ese tipo. Hay que estar avizor de ellos, como dice mi amigo J. Existen.

Otra acepción que manejo: las personas que fuí y ya no soy. Su imagen tiene la potencia de una campanada en el dormitorio en mitad de la noche. No son reales, porque el tiempo, como un espejo deformante, las hace engañosas. Por eso mismo, más inquietantes. ¿Habré sido yo así?, te preguntas antes de quedarte con los ojos abiertos toda la noche dando vueltas a un lado y a otro. Los fantasmas se alimentan de errores. Y aunque yo ya no sea el mismo, llevo esa carga como las cadenas de Jacob Marley, el viejo socio de Scrooge que se fue al hoyo antes que él.

Imagen de voces
La imagen ha sido cedida al dominio público por Alexander Stein.

También están los recuerdos de las personas a las que quise y un día dejaron de existir. Cuando miro sus fotografías a veces parece como si los colores se estuvieran borrando, como en esa famosa película de los ochenta, Regreso al futuro. No quiero olvidarme de ellos. Pero poco a poco se van perdiendo detalles, gastando matices, las imágenes se hacen más viejas, más difusas, más tranparentes. Me voy acercando a su estatus, supongo, nuestro lenguaje empieza a ser coincidente.

Esta divagación nace como consecuencia de haber leído en twitter esta mañana una cita de la escritora Natalie Goldberg:

Si no temes las voces que hay dentro de tí, no temerás las críticas que te lleguen de fuera”.

En mi caso está por ver, primero, si soy tan valiente conmigo mismo y luego, con lo que venga de fuera. Y en ambos casos tengo mis dudas, esa indefinición esencial de los fantasmas.

Anuncios

2 comentarios en “Voces

  1. “Ay, casa! Los fantasmas que enlodecen tus baldosas son los mismos que me habitan.”
    Siempre nuestros propios fantasmas nos rondan, sean fanfarrones, personas a evitar o coleccionistas de medallas. Gracias por recordármelo y saludos desde un Polo Norte que adivina primavera.

    Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s