El poeta y la pianista

Sí, él vendía sus poemas en la calle. Los conocidos pensaban que era para que le leyeran, a ninguno se le ocurrió pensar que era para comer.

Ella, en cambio, sí tocaba el piano para que la escucharan. Quienes la conocían nunca se preguntaron qué queria decirles con aquellas canciones.

Imagen de la pianista
Foto: S Pakhrin (Licencia Creative commons)

Un día como tantos días, él dejó de vender poemas, ella dejó de tocar en la calle.

Y los demás no hallaron el silencio que, según creían convencidos, las canciones y poemas ocultaban. Solo quedó el ruido insoportable de las prisas.

(Nota del autor: este es un microrrelato de ficción, cualquier coincidencia con la realidad o la fotografía es mera coincidencia)

Anuncios

5 comentarios en “El poeta y la pianista

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s