Bajo un paraguas negro

Mira cómo rompen las olas, su ceniza turbia, su salpicadura triste. ¿Cómo no asombrarse ante su perseverante tesón, su naturaleza perversa, desafiante, autodestructiva?

Teme ese guerrear una y otra vez contra las rocas, sin evitar la batalla aunque esté perdida antes de empezar. Como si existiese un instinto mineral, telúrico, capaz de saber más allá de la propia destrucción.

Imagen de un paraguas negro junto al mar
Foto: Santiago Pérez

¿Quién no se atreve a recrearse en el efímero poder de las olas, su magnetismo para embellecer tus ojos con un instante que se repite, monótono, profundo, secreto?

Mira cómo siembran el aire, cómo quiebran en cada embate alguna fibra de tu ser, cómo accionan el resorte desconocido que activa la tristeza.

Anuncios

4 comentarios en “Bajo un paraguas negro

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s