Del beneficio de la duda

Imagen de tranvia
Foto: Unsplash

El tiempo no te hace sabio
ni las heridas. La sabiduría
es una cuestión de confianza
un acto de fe en el hombre.
Por eso la justicia es cada día
una duda incalculable y vivir
una sintáxis incierta que une
tristes decepciones y sorpresas
célebres de alegría incandescente.
Con el tiempo uno se adapta
a las incertidumbres y no está mal
sucumbir en un mar de dudas
hundirse en la abstracción de lo posible,
fabricar la ilusión de que eliges de nuevo,
como entonces, por primera vez.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s