Nacer de nuevo

Imagen de rio
Foto: jingoba

Aún hoy me hago esa pregunta
¿Qué te salvó aquella mañana
que decidimos remontar el río?
Permanece nítida la imagen,
tu mano agarrada a la rama
el chasquido seco de lo podrido.
Caíste hacia atrás sobre el lecho
la nuca flanqueada por dos piedras
afiladas por el tiempo y en medio
tu cabeza reposando en la blandura
del agua, medio sumergida.
La claridad del terror en tus ojos
y un segundo después, la risa
liberadora en un cuerpo indemne.
¿Quién te parió de nuevo?
¿Fue Dios, el azar o el río?

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s