La huida

Landscape
Foto: U.S. National Archives. Sin restricciones conocidas por derechos de autor

Siempre que llega un puente festivo hay una escapada general. Todo el mundo parece huir de algún sitio. Las carreteras de llenan de coches con gente que escapa a toda prisa. El destino no es tanto geográfico como temporal: son cuatro días, desde hoy sábado —o desde la tarde de ayer viernes si me apuran— hasta el martes, de realidad alternativa. Hay algo triste en estos puentes efímeros, una sensación de cena recalentada, de tedioso domingo por la tarde, de tregua concedida. En las verdaderas huidas nunca hay un lugar al que regresar.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s