Juegos de manos

La pared verdegris de la fábrica de conservas
resonaba con los pelotazos
tarde silenciosa
nublada
Era muy divertido jugar a la pelota como los vascos
junto a las cajas rotas del pescado
la goma desprendía líquenes amarillos a cada golpe
devuelto por la tapia, inmune en cambio a la intemperie
líquenes adheridos al cemento húmedo
mucho antes de que nosotros hubiéramos nacido.
Las mujeres entraban por allí a trabajar cuando los hombres
echaban las redes en el agua azul, marina, tan azul
que la espuma blanca deslumbra hasta cuando llueve
destella como el filo acerado de los cuchillos
y asusta asomarse por la borda. Aún así iban
no había otro remedio ni otro lugar, tampoco para ellas
y allí sus hijos, los hijos de sus hijos, sus nietos o tataranietos
jugaban ahora a la pelota y a cada golpe, la mano dolorida
se hinchaba como un presagio del futuro.

Risas y orvallo, la fuente del cielo goteando espuma
al caer la noche. Las mujeres, saliendo de la fábrica
por la puerta de atrás, nos miraban, las mirábamos
como se busca un rostro perdido o una futura ausencia.

Anuncios

9 comentarios en “Juegos de manos

  1. O teu poema lembra á vida cotiá nas costas da miña terra. Eses traballos esforzados desenvoltos con resignación polas mulleres sempre anónimas. Pode que a alusión ó orballo, algo tan propio do clima norteño, espertase esa asociación na lectura.
    Noutro orden de cousas, os diarios de Virginia Woolf están descatalogados. Non os atopei nin na máis prestixiosa librería de Compostela, onde surten de material a tódolos universitarios e profesorado. Foi una mágoa.
    Escribo en galego porque imaxino que o comprenderás e porque axéitase á túa composición.

    Saúdos chuviosos.

    Le gusta a 1 persona

    • Era un recuerdo insistente, el trabajo de las mujeres en la fábrica y de los hombres en las traíñas. En mi casa, cuando era niño, se hablaba gallego y español indistintamente, así que lo entiendo más o menos bien, pero no sé hablarlo ni escribirlo.
      No sabía que estaba descatalogado. Cuando lo leí, lo tomé prestado de la biblioteca pública, prueba por ahí. Bicos.

      Le gusta a 1 persona

  2. Te felicito, Santiago. Es una descripción increíble. Como gallega, me ha llegado al alma.

    Me encanta cómo lo expresas. Has utilizado las palabras justas, las más apropiadas para describir ese ambiente que conozco bien. Se nota en tu texto que es algo que has vivido.

    Un saludo,
    Livia

    Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s