Cómo acabar una novela negra

El criminal siempre, siempre, debe recibir el castigo que se merece, o que el lector cree que se merece. Así pensaba uno de los más famosos autores de novelas de detectives, Raymond Chandler, cuya creación, Philip Marlowe, ha quedado impresa en las retinas de millones de personas gracias a películas como El sueño eterno —de cuya adaptación cinematográfica  fue co-guionista William Faulkner— y escenas cómo ésta.

Bogart_and_Bacall_The_Big_Sleep
Bogart y Bacall en una escena de El sueño eterno. Foto: Wikipedia – Public domain

Las que siguen son las 10 reglas que Chandler consideraba necesarias para escribir una novela de detectives, una novela negra:

Debe estar motivada de forma creíble, tanto el punto de partida como el desenlace.

Técnicamente han de sonar tanto los métodos del asesinato como de la investigación.

Los personajes, la trama y la atmósfera tienen que ser realistas, una narración sobre gente real en el mundo real.

La historia debe tener un valor añadido aparte del elemento de misterio. Por ejemplo, la investigación en sí misma puede ser una aventura que merezca la pena leer.

Tendrá la suficiente sencillez como para ser explicada cuando llegue el momento.

Desconcertará al lector razonablemente inteligente.

La solución parecerá inevitable cuando sea revelada.

No debe tratar de hacer todo al mismo tiempo. Si es una historia fragmentada como un puzzle, ambientada en una atmósfera bastante razonable y tranquila, no puede ser también una aventura violenta o un romance apasionado.

El criminal será castigado sí o sí, no necesariamente mediante la aplicación de la ley… Si el detective falla al resolver las consecuencias del crimen, la historia será frustrante e irritará a los lectores.

Será honesta con los lectores.

Fuente: Raymond,s Chandler ten commandments for writing a detective novel.

Anuncios

2 comentarios en “Cómo acabar una novela negra

  1. Grande, Chandler. Aunque él mismo no siempre siguiese sus reglas – o no en todo momento. recoge la Wikipedia sobre el rodaje de “El Sueño Eterno”: “Tanto el director como los guionistas, e incluso el propio Raymond Chandler quedaron desconcertados al darse cuenta de que ninguno de ellos sabía quién había matado al chofer. Tampoco se desarrolla el asesinato de Geiger ni el posterior asesinato de Brody por el subalterno de Geiger, Carol Lundgren” Es famosa la historia sobre el presunto telegrama de Faulkner preguntando a Chandler sobre esto y la respuesta: “No lo sé”.
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s