Cerdos inteligentes

La British Library acaba de digitalizar y publicar online por primera vez la carta que el 13 de julio de 1944 T.S.Eliot dirigió a George Orwell para rechazar la publicación de Animal Farm en la editorial Faber&Faber, donde el poeta y —años más tarde— Premio Nobel de Literatura era director.

Animal farm coverLa novela de Orwell, como saben, es una mordaz sátira del sistema político estalinista, si bien en aquel momento la Unión Soviética era aliada del Reino Unido frente a la Alemania nazi de Adolfo Hitler, lo que contribuyó a que la obra fuera rechazada por varias editoriales británicas.

La British Library explica en la página donde publica la carta que Animal Farm fue rechazada al menos por cuatro editoriales distintas que la consideraban demasiado polémica en aquellas circunstancias.

Orwell fue uno de los pocos autores  que advirtió con claridad hacia dónde se dirigía el sistema comunista desarrollado por Stalin en un época en la que buena parte de la intelectualidad europea estaba alineada con las ideas comunistas y la URSS.

La carta del poeta y director de la casa editorial Faber insiste en que no les convence que esta sea la forma de criticar la situación política del momento. Eliot, cuyo escrito aprecia en general el valor literario de la obra y de su autor, usa  algunos argumentos que llegan a ser ciertamente jocosos:

“Después de todo, sus cerdos son bastante más inteligentes que los otros animales, y por eso los más cualificados para dirigir la granja —en efecto, la granja de animales no habría estado completa sin ellos: por eso lo que era necesario (podría argumentar alguien), no era más comunismo sino más cerdos comprometidos con el servicio público”.

 Animal farm fue publicada un año después del rechazo de Faber & Faber, en agosto de 1945, por Secker & Warburg.

En el prólogo —texto que no se publicó por primera vez hasta 1972, casi treinta años después de la primera edición— de la novela, Orwell escribió:

“Si los editores y expertos excluyen ellos mismos ciertos temas de la imprenta, no es porque se sientan amezanados de ser legalmente perseguidos, sino porque se sienten amenazados por la opinión pública. En éste país la cobardía intelectual es el peor enemigo al que tiene que enfrentarse un escritor o un periodista, y este hecho no creo que haya tenido el debate que se merece”.

Si les interesa, pueden leer la carta original en la British Library.

Vía: The Guardian / books

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s