Cuando la calle era nuestra

Musico ambulante
Foto: Tasmanian Archive and Heritage Office – Sin restricciones conocidas por derechos de autor

Algo me atrajo de esta fotografía cuando la encontré en Flickr, pero no sabía exactamente qué. La guardé entre mis favoritas por esa razón, había algo fascinante en ella. Ahora que la veo de nuevo me recuerda a aquella serie de mi infancia, la adaptación japonesa de uno de los cuentos de Edmondo Damicis, De los Apeninos a los Andes. Los lectores que ya tengan una edad recordarán a ese niño italiano, Marco, con su mono Amedio en hombros, recorriendo él solito la Pampa argentina en busca de su madre emigrante y la lacrimosa banda sonora con su repetitivo “No te vayas mamá” y todo eso.

Con el paso de los años hemos comentado entre los amigos el dramatismo de una serie como ésta que dejaba pegados ante las pantallas a papás, mamás, niños y niñas de la época, el poso de sentimentalidad que difundía en aquellas mentes tiernas que se asomaban por primera vez a la pantalla catódica.

Menos mal que cuando era niño la calle todavía era nuestra.

Anuncios

3 comentarios en “Cuando la calle era nuestra

  1. Que hermosa fotografia, Yo recuerdoSantiago era una serie muy sentimental, afortunadamente como bien dices nuestros días eran muy diferentes a los de los chicos de hoy, entonces en efecto la calle era nuestra 🙂 Abrazos

    Me gusta

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s