En una ventana

La tarde de Caspar David Friedrich
Dadme hambre, 
vosotros, dioses que os sentáis y dáis
al mundo sus órdenes.
Dadme hambre, dolor y necesidad,
Dejadme, con la vergüenza y el fracaso,
fuera de vuestras puertas de oro y fama
Dadme vuestra más vieja y cansada hambre.

Pero dejadme un pequeño amor
una voz que me hable al acabar el día
una mano que me toque en la oscura habitación
rompiendo la larga soledad
entre las formas de la tarde.
Nublando el ocaso,
corre vagabunda una pequeña estrella del oeste
expulsada de las cambiantes orillas de la sombra.
Déjadme ir a la ventana
a mirar las señales del atardecer
y esperar y reconocer la llegada
de un pequeño amor.

Carl Sandburg. Poemas de Chicago

At a window

Give me hunger,
O you gods that sit and give
The world its orders.
Give me hunger, pain and want,
Shut me out with shame and failure
From your doors of gold and fame,
Give me your shabbiest, weariest hunger.

But leave me a little love,
A voice to speak to me in the day end,
A hand to touch me in the dark room
Breaking the long loneliness.
In the dusk of day-shapes
Blurring the sunset,
One little wandering, western star
Thrust out from the changing shores of shadow.
Let me go to the window,
Watch there the day-shapes of dusk
And wait and know the coming
Of a little love.


Carl Sandburg. Chicago poems
Anuncios

6 comentarios en “En una ventana

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.