Año nuevo a vuelapluma

Painting: Seated man at the table by Elin Danielson-Gambogi

El año llega con niebla. Aparece húmedo y sigiloso, ocultando la luz del mundo, el perfil de los árboles, la orilla del mar, el horizonte. Sigue estancado en la añoranza el primer sol de enero.
El televisor de los vecinos reproduce un mundo virtual dónde estallan bombas y los niños —tan temprano— disparan armas imaginarias sobre alienígenas animados.
Persiste la tregua de las prisas, los automóviles se aquietan húmedos bajo muros silenciosos y portales desiertos numerados. Nada ha cambiado en la cifras, tan sólo el año que se estrena.
Acabados los brindis y los abrazos, el primer sueño y la resaca, aún te ilusiona el vaivén de la música: valses, polkas, marchas imperiales… el débil sueño de un mundo dorado que solo verás por televisión.
Entre los árboles vive el canto de las aves. El viento calla.
Me pregunto cuánta melancolía queda por andar.

Anuncios

6 comentarios en “Año nuevo a vuelapluma

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.