El ojo azul

El ojo azul

Árida roca junto al mar, no habías
tenido nunca un ser blando en tus vetas.
Sabías que existías por el golpe
del mar, pero eras cosa muerta y ciega.

Un día te creció sobre la dura
cabeza pétrea, un ojo azul: pequeña
corola fue, que te vivió unas horas
tímidamente, en una fértil grieta.

La flor, que era una cosa blanda y tenue,
tuvo piedad de ti, golpeada piedra,
y, ser muy dulce, te creció en el seno
a riesgo de morir, para que vieras.


Alfonsina Storni. Languidez (1920)

La poeta nació tal día como hoy.
Su obra pertenece al dominio publico.
Pueden leer o descargar este libro desde Internet Archive.

Un comentario en “El ojo azul

Comenta, enciende una luz.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .